Las cápsula formativa es gratuita y se impartirá el 18 de marzo de 16 a 18 horas.

Nos encontramos con Gonzalo, que vive en un pequeño pueblo de Segovia, tiene 50 años y durante años ha llevado la gestión de una explotación ganadera que heredó de sus padres.

Hace dos años Gonzalo sufrió un accidente de tráfico y estuvo un tiempo ingresado en el Hospital hasta que se recuperó parcialmente de las secuelas sufridas.

Cuando Gonzalo regresó a casa debía seguir un riguroso plan de rehabilitación, vida tranquila y por el momento no podía conducir. Así que, tenía que adaptarse a un nuevo sistema de vida.

A Gonzalo le quedaba mucho tiempo libre y necesitaba ocuparlo como fuera. Siempre había sido muy activo y pensó que era el momento de dedicarse a una de sus pasiones, que era la elaboración de mermeladas.

Además, aprovechó para iniciarse en otro de sus retos, que era el uso de las redes sociales.

Ya tenía una cuenta de Instagram, por lo que sencillamente se dedicó a ir subiendo a las redes todos y cada uno de los procesos que llevaba a cabo.

Empezó explicando su realidad y que había tenido que cambiar sus hábitos y como estaba encontrando en su afición una válvula de escape ante la adversidad.

Explicaba cómo disfrutaba del paseo que le ayudaba a estar en forma y que además le facilitaba la recolección de los frutos para sus confituras.

Subía fotos de los frutos, del paisaje de su pueblo en la provincia de Segovia, se hacía “selfies” en la naturaleza y explicaba sus sentimientos.

De cada proceso había imágenes y un breve texto y tal como le habían sugerido sus hijos porque Instagram penaliza los textos largos, utiliza los hashtags # qué son fundamentales en la comunicación digital.

Gonzalo utilizaba #segovia #superacionpersonal #mermeladaartesana #gonzaloserecupera #yopuedo #mundorural #vidasana #maridajequesoymermelada #quesodeoveja Cada uno de ellos lo ponía según el mensaje que enviaba.

Sin ser consciente de ello, Gonzalo había empezado a crear marca personal y empezó a tener seguidores de diferentes categorías.

Su afición se estaba convirtiendo en un pequeño negocio y ya era el proveedor oficial de mermelada de sus vecinos del pueblo, quienes se las encargaban y regalaban a familiares y amigos conscientes de que además de lo deliciosas que eran.

¡Gonzalo estaba de moda! Había creado marca de su propia persona, de sus vivencias, de su carácter positivo y luchador.

Gonzalo acabó ampliando su negocio de producción de mermeladas artesanas, creando su propia marca “Gonzalo Mermeladas Gourmet”

¡Así funciona también una marca! Con el boca oreja se hace marca siempre que tu producto sea de calidad y las recomendaciones sean buenas.

¿Qué es la marca personal?

Qué es la marca personal

Todos sabemos lo que es la marca de un producto. Es aquello que hace que en el momento que vemos algo referente a ella en televisión, radio, prensa escrita o en internet nos haga identificarla de inmediato.

La marca personal es la huella que nosotros como personas dejamos en los demás.

Vamos a decir que, conceptualmente, es desarrollar nuestra identidad personal considerándose uno mismo como una marca, y que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales.

¿Qué puedes tener tú que pueda interesar a los demás?

Qué puedes tener tú que pueda interesar a los demás

Si lo que quieres es potenciar tu marca lo primero que debes hacer es enamorarte del concepto. Al principio puede parecer pretencioso y pensarás que ¿cómo vas a ser tú una marca?

Vamos a aplicarlo al mundo digital y a las redes sociales.

Ya hace bastante tiempo que las tendencias están cambiando y las personas solo confiamos en las personas y no en las marcas genéricas que antaño apuntaban a todo el público sin personalizar en la comunicación.

Buscamos referentes, modelos, ejemplos a seguir, ideales conseguidos.

No nos basta con que nos digan que compremos algo, queremos saber quién hay detrás del proceso, cuál ha sido su experiencia, como la ha llevado a cabo y como ha hecho para conseguir vender ese producto.

La suma de todo esto es lo que convence al consumidor de comprar o no un producto.

En estos tiempos, triunfa especialmente la que va dirigida a la persona, la que te hace sentir especial y la que te habla a ti. Por eso es tan importante definir al cliente digital ideal de una empresa.

Actualmente tendemos a buscar referentes sociales que nos informen sobre lo que nos interesa, y si una persona que ha trabajado su marca personal nos dice algo referente a un producto nos parecerá más creíble.

Trabaja tu marca personal siguiendo estas premisas:

  • Naturalidad
  • Fiel a tu imagen
  • Utilizando tu forma de comunicar auténtica, sin entrar en contradicciones
  • Transmitiendo tus valores

Uno de los canales de comunicación que vamos a utilizar para potenciar nuestra marca son las redes sociales, ya que son herramientas muy visuales.

Debes tener la precaución de mantener un “look”, una presencia, acorde a lo que comunicas, de lo contrario nadie creerá en tu marca personal.

Por ejemplo, si vives en el mundo rural, te apasiona tu vida, te encanta la naturaleza y los animales, transmítelo sin ningún tipo de miedo. Quien te siga, te seguirá por esas características y no por otras. Transmite lo que sientes, lo que eres, lo que te emociona.

La autenticidad es lo que te da valor. Así creas tu propia marca.

Estás creando tu marca personal, así que es recomendable que te muestres como una persona creativa, optimista, abierta de mente y que busca alternativas y soluciones ante la adversidad.

Está claro que de forma innata tienes todas estas características porque de lo contrario no habrías elegido este camino.

Pero ten en cuenta que si quieres dar esa imagen, cuando tus seguidores interactúen contigo no puedes responder con quejas, con evasivas o en tono de queja en los comentarios que recibas, ni mostrar una actitud negativa.

Si tienes un mal día y no te encuentras con ganas de contestar algún comentario, no lo hagas. Responde mañana pero siempre manteniendo tu línea de comunicación.

Cuando has trabajado tu identidad y la utilizas como atractivo para tus clientes o seguidores no puedes permitirte dar una sensación de inestabilidad, de cambios constantes, de actitud negativa a no ser que eso es lo que quieras que los demás perciban de ti.

Estas son algunas de las preguntas que deberás trabajar para crear tu marca personal y trasladarla al mundo digital.

  1. ¿Quién soy? Autenticidad, realismo, naturalidad. Estos son algunos de los valores que debes tener en cuenta si quieres crear una marca personal
  2. ¿Cuál es mi pasión? Puedes hablar de tu pasión por tu trabajo, por tu familia, por la naturaleza. Pon en valor todo aquello que sume a tu marca personal
  3. ¿Cuáles son mis objetivos? Si has creado un producto di qué pretendes con él, qué te llevó a crearlo, hasta dónde te gustaría llegar con él.
  4. ¿Qué me hace único? Destaca aquellos rasgos que tú sabes que te hacen especial, que son tu identidad y que por tanto te hacen realmente único.

Todos tenemos algo que puede servir a los demás, sólo se trata de saberlo encontrar y ponerse a trabajar en ello.

Haz una lista con todo lo que se menciona en los cuatro puntos anteriores y estarás preparado para enfocar tu marca.

Piensa que la manera de acercarte al cliente ha ido cambiando y ha ido evolucionando hasta el modelo actual, un modelo de proximidad natural que se plasma y queda muy patente en las redes sociales que son nuestras herramientas digitales.

Estrategias para mantener tu marca personal

Estrategias para mantener tu marca personal

  1. Mantener tu esencia, lo repetiremos hasta la saciedad. A tus seguidores les gustará saber de lo que hablas con tu toque personal y la esencia de lo que transmites.
  2. Compartir fotografías originales, evita en la medida de lo posible utilizar fotos de banco de imágenes. Éstas pese a ser muy profesionales, son estereotipadas y tu público quiere autenticidad
  3. Crear tus propios hashtags, a parte de los genéricos, crea los tuyos propios en función de lo que estés hablando y crea uno único que siempre menciones en todos tus posts. Tampoco abuses del número que pongas en cada publicación. En Instagram por ejemplo, se considera “correcto” entre cinco y diez.
  4. Utilizar una imagen constante, es importante que tus publicaciones tengan un estilo único, personal, que sigan una línea estética y de comunicación similar. Por ejemplo, puedes enmarcar las fotos o utilizar aplicaciones que te ofrecen plantillas gratuitas para ello.      
  5. Información sobre ti coherente, si es posible que todos las herramientas que utilices lleven a tu seguidor a un mismo sitio, tu web, tu blog, tu tienda online y procura también que tu fotografía sea la misma o del mismo estilo en todas tus redes. Eso también es marca personal. Es como el logo de la empresa.
  6. Sé creativo/a, cautiva a tus seguidores con comentarios positivos, con stickers que mantengan una línea, “enganchalos” con tus creaciones y publicaciones. Que estén esperando la siguiente publicación e invítalos a que interactúen contigo. ¡Eso sí! Si lo haces debes responder a todos los comentarios.
  7. Contenido veraz, mantén un plan de comunicación veraz y que se vea trabajado. Si es posible evita publicar de forma impulsiva. Aunque si eres una persona creativa te va a costar evitarlo y no olvidemos que algunas redes como Instagram (CÁPSULA INSTAGRAM) son exactamente eso, publicación en el instante sobre algo que te ha emocionado.
  8. Habla de tus logros, explica la evolución de un proceso o cómo progresas en tu actividad. A los seguidores les gusta ver que los proyectos, las personas avanzan. Eso les transmite energías para seguir adelante. Tampoco te pases y muestres una imagen “endiosada” de ti mismo. Busca el equilibrio.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de Marca de Empresa? ¿Es lo mismo que “branding”?

Ambos conceptos van muy ligados, pero no son lo mismo.

La marca es la percepción que tiene el público de tu empresa

La marca es la percepción que tiene el público de tu empresa

El “branding” es el conjunto de acciones que llevarán a tu público a percibir como es tu empresa.

En el  ”branding” se mezclan diseño, lenguaje y experiencia dirigidos a un objetivo concreto: que te identifiquen con todo un conjunto general de acciones, imágenes, tipos de cliente, todo ello conducido a potenciar tu imagen de marca.

Uno de los mejores ejemplos de “branding” y marca es Apple. Si piensas en esta marca observaras que detrás de ella hay un gran proceso de “branding” y una gran campaña de marketing asociada a la marca de empresa.

Pero vamos a volver a lo que nos interesa que es tu producto agroalimentario y cómo crear tu marca de empresa.

Igual que con la marca personal, tu imagen, tu producto y tus valores deben seguir una misma línea y debes ser capaz de transmitirlo de esa manera.

Eso hará que conectes emocionalmente con las personas que te siguen o que conozcan tu producto a través de cualquier otro medio, y la conexión emocional es fundamental para favorecer que tu cliente te compre.

Tu identidad corporativa debe quedar grabada siempre en la mente de tu cliente para que siempre que piense en un producto como el tuyo, tú te conviertas en su primera opción.

En el fondo, tu marca de empresa también habla de ti, de lo que promueves y de lo que proyectas, por lo tanto, tu marca personal y tu marca de empresa pueden verse “mezcladas”, pero no pasa nada. Eso significa que estás siendo auténtico y te muestras tal como eres, tanto en el ámbito personal como en el empresarial.

Cuando empieces a crear tu marca de empresa debes tener un objetivo muy claro y tener en cuenta todos los detalles:

  • Elección del logo corporativo
  • Gama cromática que te identifique
  • Elección del idioma y uso del lenguaje
  • Tarjetas de presentación o diseño de las tarjetas digitales
  • Diseño y colores de la web acordes con el logo e imagen corporativa
  • Originalidad y creatividad en tu presentación.
  • Tu política de empresa, responsabilidad social corporativa
  • Apostar por el cuidado del medioambiente

Tus clientes deben recordarte siempre, pero no solamente por tu logotipo, sino por tus acciones.

La creación de una marca corporativa implica que vas a llevar el mensaje de empresa más allá del ámbito personal, y todo el entorno y las connotaciones deberán ser de tipo empresarial y/o de negocio.

En principio nos puede parecer que la marca de empresa se muestra más lejana que la marca personal, pero siempre será en función de cómo tú la proyectes y tienes el poder de reconducir la situación.

Si estamos hablando de profesionales independientes o como es en tu caso un pequeño empresario de productos agroalimentarios, la tendencia actual es la de desarrollar la marca personal evolucionada hasta que llegue ser marca corporativa.

A estas alturas ya habrás captado que la marca está compuesta de elementos psicológicos, gráficos, verbales y los valores de la empresa que tienen que despertar emoción en el público. Hacer que se identifiquen con la marca y sientan la necesidad de comprar nuestra marca, nuestro producto y sentirse especiales por ello.

Cada día en nuestro entorno tenemos centenares de marcas, en el ámbito familiar y personal, en la calle, en la oficina, en nuestro vehículo. Casi todo nuestro entorno son marcas, y debemos analizar las que nos despiertan emociones buenas de las que no.

Te vamos a enumerar unos cuantos consejos que te serán de utilidad para tu marca:

  • Busca información sobre otras marcas similares a la tuya o incluso sobre tu propia competencia. Analiza qué hacen ellos y busca lo que a ti te conviene.
  • Que tu marca se destaque por las relaciones humanas, por las emociones buenas y hable de los beneficios que aporta a los demás. No sirve el lenguaje puramente comercial, esto ya lo hemos hablado.
  • Organiza tus campañas de comunicación, planifica y visualiza cómo comunicar.
  • Crea una web, la necesitas para tu visibilización y para que tengan un lugar donde encontrarte. Te recordamos que estamos en el mundo digital.
  • Crea campañas como descuentos, participa en ferias de proximidad, eventos gastronómicos, promociones. Todo para destacar tu marca.
  • Fortalece tu imagen presencial y digital utilizando todas las herramientas digitales que estén a tu mano: Facebook, Instagram, WhatsApp Business
  • Es muy importante que estés al tanto de todos los aspectos legales que conlleva la creación de una marca:
    • Duplicación de nombre de marca
    • Registro de la marca, si procede
    • Buscar el tipo de sociedad adecuada para tu producto
    • Inscripciones al registro mercantil
    • Dominio y hosting para la web
    • Obligaciones fiscales, alta IAE en la Agencia Tributaria, autónomos, ...

Como bien sabes, muchos de estos trámites se pueden hacer online con la firma digital instalada en tu ordenador.

Respecto a las redes sociales, en el caso de marca de empresa, la red más profesional es LinkedIn.

¿Qué es LinkedIn?

Qué es LinkedIn

Estamos ante la red social profesional más grande del mundo.

Esta red social desde sus orígenes ha estado orientada a las relaciones comerciales y profesionales. Si bien parece que la intención es la de encontrar trabajo, ya que hay que darse de alta mediante una especie de “currículum”, la tendencia actual es la de

establecer relaciones con empresas y profesionales que buscan promocionarse y hacer “networking” o sea, relaciones puramente profesionales.

Es por esto mismo que debes ser muy cuidadoso con los contenidos que publiques en esta red social:

  • Nada de emoticonos,
  • Interacciones profesionales
  • Claro objetivo de intercambiar experiencias en tono profesional.

Para darte de alta en LinkedIn tendrás que seguir unos pasos similares a los de otras redes sociales, pero las preguntas serán de otro tipo.

Te parecerá que estás rellenando un CV, y de hecho es así:

  • Te das de alta
  • Crea tu cuenta
  • Rellena datos profesionales, títulos si los tienes.
  • Datos sobre tu educación.
  • Puesto de trabajo actual y anteriores (te pedirá fechas)
  • Te preguntará por tus habilidades
  • Preferencias de ocio
  • Publicaciones, si es que has participado en algunas

En cuanto empieces a rellenar campos, observaras como la misma herramienta te va mostrando personas o empresas con las que podrás conectar y verás el gran potencial que tiene la red.

LinkedIn explorará tus relaciones y seguro que te encontrarás sorpresas bien agradables con contactos inesperados.

Aunque seas un pequeño empresario que produce productos agroalimentarios en una zona rural, no te debes de sentir excluido de esta red social.

Tu objetivo es crear relaciones, conocer personas y empresas que puedan interesarse por tu producto.

¿Qué contenido publico en LinkedIn?

En LinkedIn debes publicar contenido de valor como si fuera tu propio blog.

Si tienes blog en tu web, puedes hacer que se publique simultáneamente en LinkedIn y así te ahorras un paso.

Si no tienes blog, no te preocupes. Utiliza LinkedIn para crear contenido sobre tus productos, cómo los elaboras, qué técnicas utilizas, qué utilidades le das, qué le sugieres a quien te esté leyendo.

Para poner un ejemplo sencillo vamos a volver a retomar la historia de Gonzalo.

En su perfil de LinkedIn y en sus publicaciones podría utilizar las siguientes consignas:

  • Presentarse como propietario de una explotación agrícola-ganadera y ahora productor de mermeladas “gourmet”
  • Explicar cómo se inició en la producción de mermeladas
  • Red de contactos a través de establecimientos rurales, restaurantes, tiendas al menor.
  • Proveedor de mermeladas en casas rurales, tiendas gourmet, restaurantes.
  • Posicionarse como productor respetuoso con el medioambiente
  • Utilización de todo tipo de materiales ECO para envase, presentación del producto y reparto de las mercancías.

Al igual que Gonzalo, tú también puedes construir tu marca personal y evolucionar según tus intereses a marca de empresa utilizando todos los canales digitales existentes.

Ellos te aproximan a clientes que por distanciamiento territorial no te podrían conocer de otra forma y en las redes sociales sólo destacan los que dejan huella.

¡Esa será tu marca!