Las cápsula formativa es gratuita y se impartirá el 6 de abril de 16 a 18 horas.

En los últimos años, con la aparición de Internet y de las redes sociales, se ha puesto en valor la redacción de los escritos.

Ya hace tiempo que convivimos con una palabra: Copywriting, que no deja de ser redacción, pero sus connotaciones van más allá de la simple redacción de un texto.

El Copywriting es una disciplina que nace en el mundo de los negocios y de la publicidad para definir las capacidades de la redacción de un mensaje adoptando trucos de la psicología con la única intención de captar la atención y el interés de quien lo lee con respecto a un contenido.

Es un conjunto de técnicas y prácticas usadas para crear un texto que despierte la emoción, que genera necesidad y que estimule al lector a hacer un movimiento de compra.

Esta práctica no solamente se hace de cara a un individuo, sino que se realiza también entre grandes empresas con la motivación de generar oportunidades de negocio entre ellas.

Si quisiéramos darle una definición en español, lo podríamos traducir como escritura persuasiva.

Una escritura persuasiva que exige una dosis de creatividad extraordinaria y un dominio impecable de cada plataforma.

Una escritura persuasiva que abarca desde lo más simple a lo más complejo. Desde la creación de un slogan hasta la redacción de todo un documento de presentación de una empresa.

Vamos a darte unas premisas generales que te servirán para comunicar como un buen copywriting:

  • Piensa antes de escribir, ya sabemos que es una obviedad, pero es así. En las redes sociales hay que pensar antes de escribir. Son las redes las que son rápidas y generan impacto, no tú al escribir. Por eso hay que medir muy bien lo que queremos transmitir. No seas impulsivo y escribas lo primero que se te pasa por la cabeza. Piénsalo bien, utiliza el lenguaje adecuado.

Por ejemplo: Manuel, nuestro especialista en Torreznos acaba de elaborar unos deliciosos torreznos y piensa que tienen el color y la textura ideal para hacer una fotografía y subirlos a Instagram.

Hace la fotografía con su teléfono móvil y la sube diciendo: “Torreznos recién sacados del fuego. ¡Deliciosos!” Manuel ha sido impulsivo y ha perdido la oportunidad de pensar mejor el escenario y el texto.

Le haríamos la siguiente propuesta: “Crujientes, dorados en el punto justo 😋🥓 ¿Puedes oler el aroma de estos torreznos? 😊Pásate por “Mi tienda online” y en dos días los puedes tener en tu casa”🛒 🚚 Link en mi bio 👉🏻🔝

La publicación es en Instagram, por lo que los emoticonos son necesarios y persuasivos en esta red. El texto que sube Manuel describe algo obvio, el segundo describe sensaciones:  textura, aroma, y por lo tanto genera deseo en el lector y además le dirige a la acción, “Pásate por Mi tienda online”, y hasta le informa del plazo de entrega, dos días. ¡Y fundamental! “Link en mi bio”

  • Establece objetivos, ¿recuerdas porque tienes seguidores en las redes? Gonzalo, nuestro ganadero productor de mermeladas empezó a poner fotos de los frutos que recogía para elaborarlas, del entorno natural que le rodeaba además de la elaboración de sus deliciosas mermeladas.

Y los #hashtags que utilizaba fueron fundamentales para ir definiendo a su tipo de seguidores. 

Esa debe ser tu prioridad.  Comunica sobre lo que esperan que hagas. No sería coherente que Gonzalo empezara a publicar por ejemplo fotografías de motos, porque ese no es el motivo por el que le han seguido.

Por algo son tus seguidores y han iniciado esta aventura contigo, porque se sienten identificados con tus mensajes. No te disperses y establece una buena estrategia comunicativa.

  • “Copia y pega”, olvídate de esta herramienta, cada plataforma digital tiene sus características y su lenguaje. Si estás pensando en copiar y pegar el mismo mensaje en cada una de tus redes sociales, nadie se fijará en ti. Mejor no publiques que publicar lo mismo en todos los sitios. Sé creativo, en Instagram; social, en Facebook; profesional, en LinkedIn y contundente en Twitter.  Los ejemplos de los diferentes vocabularios y estrategias de “copywriting'' de cada una de las redes sociales los veremos en cada uno de los apartados que trataremos más abajo.
  • Pon foco en el impacto del título, cuando una persona abre una de sus redes sociales, aparece su timeline (o lo que vendría a ser las últimas noticias) de esa plataforma. En ese momento la imagen, la fotografía es muy importante, pero si la acompañas de un título que le enganche habrás conseguido el clic que buscas. Dicho esto, ten en cuenta en qué red lo estás publicando y qué tono estás utilizando.

Por ejemplo, Pablo, el propietario de embutidos de León, quiere darse a conocer en Linkedin, por lo que utilizará un titular que invite a los propietarios de restaurantes de eventos o empresas de catering a

comprar su cecina para aperitivo de eventos corporativos. Utilizará un vocabulario acorde a su lector, entorno business (negocios), grandes y medianas empresas, clientes gourmet. Le podríamos sugerir un título como

“Cecina de León para un delicioso networking. ¡Porque sí!”

Seguro que despertará las ganas de los restauradores a recuperar los aperitivos en los que tomábamos alimentos sólidos como el queso, la cecina, el jamón, unas buenas olivas.

  • Utiliza palabras “mágicas”, que son todas aquellas que nos llevan a la acción. “Comenta”, “gratis”, “tú”, “crea”, “salta”… Verbos que impliquen acción, que inviten a tener iniciativa. Nuestro cerebro recibe esas palabras y se prepara para la acción.

Otras palabras como “concurso” o “promoción” penalizan en las redes e inclusive pueden ralentizar el tráfico a tu publicación. Utiliza también preguntas que generen deseo e inviten a la acción directa.

Por ejemplo: Ana, la propietaria de la quesería en un pueblo de la provincia de Burgos quiere crear una publicación que invite a la compra de sus quesos. Tiene un excedente que necesita vender para poder dar cabida a los quesos que prevé producir en los próximos 15 días.  Utilizará Instagram, por la rapidez que esta red ofrece y también utilizará el sistema “call to action” que significa “llamada a la acción” ¿Cómo lo hará?

“Compra un lote de quesos creativos* y te regalo dos quesos tradicionales”

            *con lavanda, con romero, con trufa, con pimentón, con vino, con tomillo y con ceniza

¡Solo disponemos de 50 unidades!

Precio unico: 75€ Gastos de envío incluidos

Link in bio

Ana ha utilizado una palabra que lleva a la acción sin rodeos “compra”, la palabra “lote” que implica más de una unidad y define las características que hacen diferente a sus quesos “creativos” y ofrece un regalo que seguro que gustará porque lo tradicional es garantía segura. Describe el lote con detalle, explica las unidades que tiene disponibles y genera la necesidad de que el lector sienta que él debe ser uno de esos 50 y además añade el precio para que el cliente no tenga que perder el tiempo en buscarlo.

  • Elige una buena estructura para tu mensaje, tienes el mensaje y no sabes cómo comunicarlo. Aquí tienes unos ejemplos de estructuras que funcionan muy bien según el momento o el mensaje:
    • Problema / solución, describe un problema que crees que puede tener tu lector y ofrécele la solución a través de la compra de tu producto. Por ejemplo: Marta, la pastelera de Palencia hace una publicación en Facebook con una foto de sus mantecados y plantea la siguiente situación: “Estás viendo mis mantecados, es domingo y te has acordado de los deliciosos que son, y si no los has probado todavía piensas en lo maravilloso que sería poderlos probar. Lo siento, hoy mismo no los podrás probar, pero te voy a dar una solución: ¡En dos días los puedes tener en tu casa!  Y el próximo domingo, o cuando a ti te apetezca, los tendrás ya en tu despensa para acompañarlos con un vino dulce, un café con leche o lo que más te apetezca. Entra en mi web y haz ya tu encargo: www.lareposteriademarta.es (Es muy importante que aquí enlaces tu web de forma que tu cliente pueda acceder con solo hacer un clic encima de la web)
  • Pregunta / respuesta, muy similar al anterior, pero utilizando la pregunta en lugar de la descripción.  Por ejemplo: ¿Quieres sorprender en la próxima merienda a tus amigos con unos deliciosos mantecados? Entra en nuestra tienda on-line y podrás hacernos el pedido. Te lo llevamos a casa en dos días.
  • Storytelling, cuenta una historia como vivencia personal y emociona al lector, haz que empatice con tu historia, con tu relato. Porque si explicamos una experiencia personal, se convierte en un modelo a seguir, un ejemplo a imitar. Actualmente el formato “storytelling” es uno de los más utilizados por los beneficios que aporta a la persona que los lee. 

Por ejemplo, si hablara Gonzalo el productor de mermeladas, nos explicaría como una afición se convirtió en un negocio. “Me llamo Gonzalo, tengo 50 años y tuve un ictus que me dejó secuelas serias. Soy ganadero, porque, aunque ahora no llevo directamente la explotación, nací como tal y sigo sintiendo el mismo cosquilleo que siempre he sentido cuando me levanto por la mañana y sé que me llega un camión con terneros para amamantar. Ahora solamente me encargo de la dirección de la explotación, pero no puedo evitar acercarme a la granja para ver como los terneros bajan del camión y les colocan en la que será su casa en las próximas semanas. Después, cojo mi cesta y me dispongo a hacer mi rutina habitual, 8 km de paseo para recolectar frutos del bosque y llevarlos a mi nuevo obrador en el que pasaré horas haciendo algo que me apasiona: mermelada. ¿Te apetece probarla? Todos dicen que es deliciosa y que los desayunos son diferentes desde que toman mi mermelada. Esta es ahora mi actividad principal, soy ganadero de corazón y profesional de la mermelada y con ella me gano la vida. Aquí te dejo el link de mi web para “Tu Compra”.

Te has emocionado, ¿verdad? Te entran unos deseos tremendos de comprar mermelada porque te has sentido cerca de Gonzalo, de su situación, de sus emociones, y sabes que aparte de que la mermelada esté buenísima, colaboras con su negocio.

Haz una lista, a las personas en general nos encantan las listas porque podemos cuantificar y enumerar las características de lo que queremos transmitir. Si es una lista comparativa, podemos valorar lo que más nos interesa.

Por ejemplo, una lista de los beneficios de consumir vino puede causar un impacto brutal para que el lector se decida por comprar vino de esa procedencia. Ramiro Carral, nuestro bodeguero salmantino quiere escribir un post sobre los beneficios del consumo de vino ecológico y ha pensado en hacerlo en modo de lista. Así que relata lo siguiente:

“De todos es sabido que el consumo moderado del vino aporta múltiples, pero seguramente nunca te has parado a pensar en todos y cada uno de ellos. Desde Bodegas Ramiro Carral queremos hacerte llegar esta lista para que después de leerla te decidas y hagas clic en el enlace para efectuar tu compra.

El vino:

  • Tiene un sabor delicioso diferente al de un vino tradicional.
  • Contribuye a reducir el sobrepeso y la obesidad
  • Mejora el funcionamiento del cerebro y el riego cerebral y mejora la agilidad mental y la función cognitiva.
  • Es rico en quercetina, que previene la degeneración neuronal que puede desembocar en enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson, entre otras.
  • Es bueno para la piel, gracias al resveratrol que contienen las uvas. Previene infecciones e inflamaciones.
  • Libera endorfinas, por lo que experimentamos felicidad y alegría.
  • Frena el crecimiento de bacterias en la boca, causantes de gingivitis, caries o dolores de garganta.
  • Tomado en pequeñas cantidades, previene problemas cardiovasculares gracias a las propiedades antioxidantes de las uvas. Los polifenoles y los flavonoides del vino actúan como vasodilatador, ayudando a mejorar la circulación y previniendo enfermedades coronarias.

¿Has visto qué larga lista de beneficios? Espero tu clic en mi bio🔝👉🏻   y te lo llevamos a casa

  • Habla de los beneficios, explica qué le va a aportar a tu seguidor la compra o el uso de lo que le estás ofreciendo comprar. Utiliza tanto los beneficios tangibles como el beneficio económico como los beneficios intangibles, que conectan más con las emociones como por ejemplo bienestar, salud, descanso. 

Un buen ejemplo sería el que hemos utilizado anteriormente, pero en lugar de realizar una lista de los beneficios del vino, redactaríamos a modo de artículo los beneficios del mismo. Todo va en función de la técnica que deseemos utilizar o del momento en que lo vayamos a utilizar.

  • Genera expectativas, explica poco y deja que tu seguidor se quede con ganas de saber más. Para ello sé conciso, no te extiendas en las explicaciones, y deja claro que todavía no has dicho la última palabra. Para utilizar esta técnica debes haber trabajado bien tu marca personal

Por ejemplo, Tomás y Andrés, nuestros productores de las deliciosas judías secas quieren llegar al consumidor particular, quieren aprovechar que se acerca la Navidad y creen que este año es un buen año para hacer una campaña de Responsabilidad Social y se lo pueden permitir. No invertirán dinero, sino que lo harán en especies.  Idean una promoción en Facebook que se inicia con una fotografía de 5 saquitos de arpillera que contienen 750 gr de judías secas y al lado otra imagen con un único saquito de igual tamaño y el texto es:

5 sacos + 1 ….. ¿Te imaginas qué significa?

Al cabo de 24 horas, publicaran una fotografía de ese saco con el siguiente texto:

Que esta Navidad nadie se quede sin comer un plato caliente de judías de El Barco de Ávila. Por cada compra del lote 5 unidades de judías, 1 unidad será entregada por nosotros al Comedor Social de Cáritas de Ávila.

Las publicaciones en dos tiempos suelen generar estas expectativas, y más si las acompañas de un mensaje que lleve una pregunta.

  • Emociona a tu lector, si quieres dejar huella en tu seguidor, tienes que “tocarle la fibra”, el mensaje debe estar entre la emoción y la acción para que se sienta identificado. Una frase que emocione puede llevar a la acción que tú desees que haga tu seguidor.  No solo buscas el “like”, le estás ofreciendo tu producto y quieres que lo compre para que sienta eso que le estás diciendo.

Para este ejemplo podríamos utilizar perfectamente el ejemplo anterior sin necesidad de generar expectativas. Por ejemplo, podríamos relatar lo siguiente:

“Sabemos que estamos viviendo momentos difíciles, de incertidumbre económica y de futuro. Esta Navidad será especial, quizás no puedas reunir en tu mesa a todos los que quisieras. Pero también es la Navidad que nos puede dar la oportunidad de hacer algo por los demás.

Tomás y Andrés hemos decidido que por cada cliente que nos compre un pack de 5 sacos de judías, nosotros regalaremos 1 saco al Comedor Social de Cáritas de Ávila. Que nadie se quede sin un plato caliente”

El mismo texto, relatado con una técnica diferente. ¿Has notado la diferencia? Pues tan válida es una estrategia como la otra.

  • Analiza tu impacto, es algo que puedes hacer constantemente en las redes sociales, pero tampoco te obsesiones. Si algo no funciona, cámbialo. Siempre estás a tiempo de cambiar tu estrategia comunicativa. Es más, te recomendamos que no utilices una sola técnica, sino que las vayas alternando según tus intereses. De este modo tus análisis serán más objetivos.

Cómo escribir en Facebook. Buscar likes y que compartan tu publicación

Cómo escribir en Facebook. Buscar likes y que compartan tu publicación

  • En Facebook hay que utilizar un tono de conversación, explicativo, cordial y nada promocional.
  • Elige contenidos para compartir que lleven una foto atractiva o un vídeo, un título y una descripción adecuada para la visualización en Facebook
  • Todo texto que se intuya como promoción es penalizado por el algoritmo de Facebook, por lo tanto pon atención en palabras como “vender”, “comprar”, “oferta”... y similares.  Para promocionar ya tienes una herramienta dentro de la misma red que te sirve para ello.
  • Acompaña tu relato siempre de un contenido multimedia, sea fotografía o vídeo. De lo contrario pasará desapercibido para tus seguidores y también se verá penalizado por el algoritmo.
  • Textos cortos, no superes los 140 caracteres si lo que publicas proviene de un link (bloc, web, noticia). Solamente pon el título y el link de la publicación. Si publicas directamente en Facebook, intenta abreviar. Los textos largos penalizan.
  • No utilices emojis
  • Utiliza un máximo de 5 #hashtags
  • Pide a tus seguidores que comenten, que generen diálogo, que compartan tu publicación si les ha gustado. Todo esto genera “engagement”.

Cómo escribir en Instagram. Busca interacción en tu “feed”

Cómo escribir en Instagram. Busca interacción en tu “feed”

  • Instagram es una red social altamente visual, su eje central son las imágenes, pero las palabras que utilices en tu texto pueden marcar la diferencia entre seguir o participar.
  • Puedes utilizar un vocabulario y un tono más informal que en Facebook, pero no olvides que tu texto debe ser una extensión de tu marca.
  • Usa hashtags y enlaza usuarios:  cuando publicas un #hashtag o nombre de usuario (@), se convierte en un enlace directo en tu perfil y te ayuda a conectarte con la audiencia.
  • Etiqueta en las imágenes, todo aquel que salga en la fotografía y sea etiquetado en la misma recibe aviso de que así ha sido y si alguien busca por su etiqueta, saldrás tú también.
  • Incluye emoticonos, con los emoticonos muestras personalidad y carácter además de que evidencias que utilizas la red social correctamente. Se pueden usar para dividir el texto o para evitar palabras. Los emoticonos también te ayudan a ahorrar espacio. Por ejemplo, en lugar de decir “Haz clic aquí “, puedes utilizar un emoji con el dedo apuntando. Las posibilidades son infinitas.
  • No utilices emoticonos en el título del copywriting, este debe mantenerse limpio y ya utilizarás los emoticonos más adelante.
  • Crea “engagement” pidiendo a tus seguidores que hagan comentarios. Las publicaciones que tienen más comentarios y si lo hacen en los primeros minutos de publicación, son las que adquieren más “engagement”

Cómo escribir en Linkedin. Buscar visitas a tu perfil y comentarios en tus publicaciones.

Cómo escribir en Linkedin. Buscar visitas a tu perfil y comentarios en tus publicaciones

  • Utiliza un lenguaje neutro y profesional y habla sobre lo que tu dominas. Evita el uso de admiraciones, de preguntas y símbolos innecesarios.
  • Publicar en LinkedIn es la clave de tu marca personal. Si quieres destacar como profesional y consolidarte como un experto en tu materia, debes escribir en LinkedIn
  • Crea contenido de valor, ten presente que quien lea tu publicación en LinkedIn es tu posible cliente o el que ya es tu cliente. Las personas que no estén interesadas en tu temática, directamente no te van a leer, por eso escribe para quien te lee. Habla de tus productos, de los procesos que realizas para obtenerlos, qué novedades has incorporado para mejorar tu negocio. Esto es contenido de valor.
  • Utiliza siempre una buena fotografía que ilustre tu artículo.
  • No uses emoticonos, por ahora en esta red social está muy mal visto utilizar emoticonos. Hablamos de una red profesional y como tal debemos respetar su origen y su “norma” de usos.
  • Utiliza los #hashtags que te sugiere LinkedIn y crea alguno propio, de esta forma siempre que escribes te los sugiere y evitas tener que pensarlos.
  • Escribe artículos, LinkedIn te ofrece la posibilidad de escribir directamente en el muro o bien de escribir un artículo. Esta es una muy buena opción y es una muy buena alternativa al blog. Publicar de esta forma transmite profesionalidad y que sabes utilizar la herramienta.
  • Recomienda y comenta artículos de tus contactos que te parezcan interesantes o felicítales por el artículo si es que este te ha aportado valor. Estos comentarios e interacciones también aparecen en el “timeline” de la red social.
  • No publiques contenidos motivadores, frases motivacionales, pasatiempos, y si es posible evita publicar sobre política, religión o fútbol  a no ser que te dediques a estas dos actividades. Estamos en una red profesional y te interesan los contactos profesionales.

¿Cómo escribir en Whatsapp Business?

Cómo escribir en Whatsapp Business

Partiremos de un tipo de comunicación diferente, ya que no escribimos en una red social, sino en una herramienta digital que nos pone en contacto directo con nuestro cliente. Pero sí que es muy importante tener en cuenta que escribimos y cómo lo escribimos.

  • Utiliza una foto de ti o tu logo en tu perfil
  • Identifícate como una persona, así el cliente sabe con quién está estableciendo una comunicación.
  • Sé muy concreto y conciso, sin generar un texto con exceso de palabras que no añadan valor a la comunicación.
  • El tono conversacional debe estar acorde con tu marca. Puede ser más desenfadado, pero siempre en tu línea de empresa.
  • Utiliza emoticonos. Estos forman parte del lenguaje de WhatsApp y elige los que sean acordes a tu tono y a la conversación.
  • Evita cometer errores ortográficos, dan muy mala imagen.
  • WhatsApp requiere de respuestas rápidas. Si lo utilizas, debes actuar acorde a lo que significa. Puedes crearte respuestas rápidas en formato plantilla y guardarlas tal como te permite hacer esta aplicación.
  • Si te envían mensajes en horarios intempestivos, puedes optar por responder al día siguiente a primera hora.
  • Si la entrada de mensajes te sobrepasa, puedes crear un bot que te ayude, pero es importante que informes a tu cliente en el mensaje de bienvenida que se está dirigiendo a un bot.

Vamos a poner un ejemplo de cómo podría escribir Raúl, nuestro productor de miel un mensaje en el que informe a sus clientes de que ya dispone de miel recién cortada a la venta:

Soy Raúl el Apicultor 🙋‍♂️

Mis abejas ya han acabado su tarea de temporada y tengo miel nueva recién cortada 🐝🍯

- Botes de 1kg         9€

- Lote 3 botes        24€

Miel de Romero 🐝🍯 Miel de Milflores 🌺🌷

Haz tu pedido a través de:

-  WhatsApp 🤳

-  www.raulapicultor.com 💻

- Teléfono ☎️

🚚 Reparto incluido

Te espero! 😊

¿Cada cuánto tiempo debo publicar en redes sociales?

Cada cuánto tiempo debo publicar en redes sociales

En primer lugar, cabe decir que no hay una norma establecida al respecto, pero lo que sí que sabemos es que se debe publicar con relativa frecuencia en todas ellas.

Cada red social tiene una frecuencia diferente, y vamos a detallar cada una de ellas.

  • Facebook, esta red social constantemente nos está poniendo a prueba, pero lo que sí que podemos recomendarte es que publiques como mínimo una vez al día. Si publicas más veces al día, deja que entre ambas publicaciones haya un intervalo de tres horas como mínimo.

Si es posible, no excedas de 10 publicaciones en semana.

Si publicas con demasiada frecuencia, Facebook te penalizará y tus seguidores también porque se cansan de verte siempre en su timeline.

  • Instagram, un dato curioso es que en esta red social se publican diariamente aproximadamente unos 60 millones de imágenes. Está claro que es una red social muy potente.

Es importante destacar en esta red social se debe ser original y enamorar a tus seguidores con tus fotografías, textos y como ya hemos explicado, utilizando los #hashtags necesarios.

La frecuencia mínima de publicación es de cinco días por semana y como máximo 15 publicaciones por semana.

La frecuencia de publicación en “stories” es mucho más amplia, aunque Instagram no te permitirá subir más de 100 en 24 horas. ¡Es una barbaridad! Así que si no quieres que tus seguidores se aburran de ti y dejen de seguirte no te excedas en las publicaciones. Tú mismo podrás ver en las estadísticas el número de abandonos que hay en tus “stories”

  • LinkedIn, ya hemos mencionado que es una red social profesional, por lo tanto, es la que menos frecuencia de publicación requiere. Aun así, si quieres ser visible y crear tu marca en LinkedIn deberías publicar un mínimo de dos veces por semana. Los otros días aprovecha para hacer comentarios o compartir contenido que te resulte interesante. Eso sí, tampoco te pases, no es recomendable más de diez publicaciones por semana, y eso solo durante los días laborables. Los fines de semana concédete descanso, pero la tendencia actual es que los domingos por la tarde hay algo de movimiento en esta red.

Respecto a los horarios de publicación, estamos en la misma situación, no hay normas y que toda recomendación irá en función de tus seguidores, de tu contenido e incluso, es más, seguramente tú serás la primera persona en observar en qué horarios tus publicaciones tienen más interacciones.

Así que dicho esto, analiza tú mismo tus resultados y adecua la frecuencia y el horario a tus necesidades.